Ir al contenido principal

Entradas

KEYNES ¿GENIO O LOCO?

Jonh Maynard Keynes ha sido valorado en diferentes campos del conocimiento, entre los cuales cabe destacar la Economía, su ciencia por excelencia, la Política y, sobre todo en sus últimos años, la Filosofía.
Desde un primer momento, este autor se dio a conocer por sus grandes y revolucionarias ideas, las cuales le sirvieron para ser considerado a día de hoy uno de los economistas más importantes de la Inglaterra del siglo XX y, actualmente, del mundo en general. Su fama crece y se expande inmensamente a practicante todos los rincones del mundo tras la publicación de su obra ``Teoría general del empleo, el interés y el dinero´´, en la cual plasma las bases fundamentales de su pensamiento y los principios sobre los que asienta su punto de vista económico; conceptos en los cuales centrará su estudio: Inversión y Consumo.
Para Keynes, el Consumo, motor de la Economía, puede traducirse en términos económicos como la Demanda Agregada y, por consiguiente, de él derivan el análisis del Empleo y …
Entradas recientes

HISTORIA Y ECONOMÍA DE ESPAÑA

Hablar de la Historia de España supone hablar de la historia del mundo. Siendo mayor o menor la participación de nuestro país en la política y economía internacional a lo largo de la historia, podemos afirmar que, aún en un tiempo donde no existía la globalización tal y como la conocemos hoy, las decisiones y acontecimientos que tenían lugar en España, afectaban al resto del mundo.  Desde finales del siglo XV, siendo un importante punto de inflexión el descubrimiento de América, la Economía española se convierte en la base del resto de las Economías mundiales, no solo por el peso de la Corona de Castilla, la más importante de Europa, sino también por la enorme cantidad de riqueza generada por América.


El poder y la riqueza conllevan la aparición de envidia y el deseo de quienes no las tienen por hacerse con ellas, siendo esto un problema permanente a tener en cuenta para, en este caso, España, aún estando el verdadero problema, no en la envidia de las otras potencias, sino en la existen…